Páginas vistas en total

Loading...

martes, 8 de diciembre de 2009

Aventurarse al silencio extremo



Aventurarse al silencio extremo,

callar mientras grita el alma,

¡qué somnolencia habla en el silencio!

Vivir la bitácora de otro como la propia.

Aventurarse al silencio extremo colapsa

el pulso en imágenes perdidas.

Uno acierta a comprender supervivencia y alegría,

¡qué fondo sin fondo al fondo en el fondo!

Aventurarse al silencio extremo concita

esquizofrenias necesarias.

Uno se atreve a no vivir para sentir en ojos ajenos.

Desafío extremo sin riesgo aparente,

al borde de un abismo,

sujetarse atando cabos y soltarse sin arnés

reclinado al precipio de los días,

las emociones son comprar manzanas,

tomar café al aliento impropio de las risas.

¡vamos, vamos, vamos!

No hay comentarios: