Páginas vistas en total

Loading...

miércoles, 22 de septiembre de 2010

Vaya a la sección de varios

"La esfera del miedo" de Caparrós. Foto: Victorino García

Lambrusco: la am-(o )- brusco


Tengo tu sonrisa pegada a mi talón,

Aquiles lo sabía,

la resistencia consiste en posiciones, no en oposiciones.

Tengo tu caricia pegada a mi sombra,

Peter Pan lo sabía

aún así, quiso recuperar en "Nunca Jamás"su territorio.

Tengo tu mirada prendida en la mano,

la aprehendí deslumbrante bajo el tejado ondulado, sobre el suelo inclinado.



Te soñé tantas veces, que, tal vez,

tú no eres tú.


Carl Sagan habla del universo

Stephen Hawkins dice que Dios no existe,

sólo somos existencia, manos que se juntan rompiendo silencios.


Darle cuerda a la vida

en ocasiones es viajar a Nueva York o tomar un café

en el bar de tu esquina.


Tengo un modo de entender la vida que es no entenderla en absoluto (y)

que esto no me preocupe.


Te dije sólo: NO

ya NO

así NO

(y) Saturno devoró a sus hijos

(y) los esfuerzos hercúleos se quedaron en pulso de niños al lado del mío

para soportar el envite de tu (ya sabido) desamor.


Me encanta la expresión "a ciencia cierta",

me encantaría que existiera "a humanidad cierta" "aciertas humanidades" "a cierta humanidad" "a ciertas humanidades"...



lunes, 20 de septiembre de 2010

la quebrada

Foto: Juan Luis García

La quebrada
La esquina
El infortunio
La desazón
La oblicua mirada
Sobre las cosas y
Lo sentido
Quizá el arbitrio de los horizontes y los ponientes
Insertaron un virus en el tiempo difícil de sobrellevar con el ánimo divergente de la extrema soledad
No estar umbría ni fresca como las mañanas de este interminable verano. Desasosiego en cada instante inverso, almacenando lo que se puede frente al invierno., cultivando la creencia en uno mismo sin perfiles, sin continuidad, como un espantapájaros sometido por los nidos de las palabras, siendo cohete sin luna avistada, cóctel sin agitar cuyos licores insípidos nunca harán una buena mezcla, desagregando factores componentes de esencia distorsionada y a pesar de todo ello
Hay color en la tristeza, sonrisas íntimas, parapetos de la inhóspita incredulidad en un futuro próximo,
No hay exilios voluntarios, no hay destierros fáciles, no se trata de lugares físicos, señalados con el Google Earth sobre una pantalla, ni siquiera saber decidir, proyectar sobre la vida la sombra de una mano tendida al porvenir, palía el horror vacío.
Es posible entender la fe por curiosidad, por tenerse uno esperando no se sabe qué, dando pasos en el presente, haciendo presente, disfrutando presente, entendiendo presente.
¡Qué liviano! Caminar sin dar pasos, dar pasos sin caminar, caminar sin o con rumbo, caminar cuando no hay camino, caminar porque la vida te empuja, caminar porque merece la pena caminar.
Cabe todo y nada, entender la paradoja de la existencia, la exigua importancia de lo que podemos ser y para quién serlo, arrebatos permanentes no por querer cambios por que sí. No, no, no, quiero pintar con colores brillantes cada instante, soñar y hacer cada instante, llevar mis alegrías a los gestos sencillos de cada instante. No, no, no es un ejercicio puesto como deber, es lo que soy y tenía olvidado, es lo que quiero y está en mi mano, es lo que cuesta y merece la pena. Voy a llenar mi maleta para poder volver a repartir y dar algo mío, mío… Es una cuestión de dignidad, de supervivencia.
Siempre se tienen en cuenta los contextos,