Páginas vistas en total

Loading...

domingo, 22 de julio de 2012

Poesía heavy metal


Encontré la portada de este libro, lo busqué. Se publicó en Argentina. Fue en el año 93. Ya está agotado. Un amigo mandó un e-mail a otro amigo en Argentina. Otro amigo removió todo lo removible, incluso habló con la editorial, llamó a Argentina...De momento, nada.
Llevo algunos años buscando el riff de la palabra, no la palabra para el riff. En ocasiones las búsquedas son sólo búsquedas. En el camino se aprende y nunca se abandona. Acaba uno enamorándose de lo buscado, de la ilusión, del logro... Se enamora uno de lo que representa, de lo que sugiere. Algunas veces resulta fatigoso pero entonces uno se da cuenta de que ya ha ocurrido: estás enganchado a tu sueño y lo buscas incesantemente. Tu vida, de alguna manera, es ya diferente y eres rock and roll.
Aunque siempre hubieras escuchado música, la hubieras sentido, la hubieras estudiado, no es suficiente.
Hay esferas. Círculos concéntricos o exocéntricos que se mueven en órbitas culturales. El caso es que me enamoré del rock and roll y no hago rock and roll. Siempre usé palabras. Tengo que hacer rock and roll con palabras. Y aquí estoy de nuevo. Abandoné "la mujer sin referencias" pero no a la mujer sin referencias que soy. La crítica que pretendía con el blog respecto a la hegemonía cultural de un tipo de discurso retórico y erudito sobre las palabras y su valor desde el punto de vista androcentrista se amplio al universo de la música rock y más concretamente al heavy metal. Entonces me dio por pensar que en poesía había blues, había (cómo no) copla, había música y más música pero no encontré nada de poesía heavy metal hasta que vi la portada de este libro y una página de facebook que lleva el mismo nombre.
Escuché, escuché, y escucho y voy, creo, aprendiendo algunas cosas sobre las letras, sobre los ritmos, estilos... pero no tengo ni puta idea, la verdad.
A través de Hugo Izarra (muchísimas gracias por tu ayuda) me puse en contacto con "Franco di Merda" (imagino que tendrá otro nombre que desconozco) e intercambiamos algunas opiniones sobre la idea ( gracias Franco por la multitud de enlaces que me enviaste).
He asistido a muchos recitales y a muchos aderezados con música de todos los estilos (incluso rock). Se hacen incluso set list (por ejemplo Luis Llorente hace esto). 
Propongo: ¡haced que la palabra suene a riff!¡ que el público haga el riff!,¡ que todos hagamos rock de palabras!. (Tengo que agradecer también a Raúl Vacas y a Smash  su atento oído a mi propuesta). (Tengo que agradecer también a Carmen Camacho, a Ben Clark, a Fabio de la Flor, a Fernando R. de la Flor, a Ajo, a Gorka y a tántos y tántas como me habéis escuchado contaros esto... y habéis aportado ideas).
El otro día estuve en Cilloruelo, en el festival de rock y fue una enorme sorpresa encontrar allí a Vicente Mariskal Romero, y claro, también se lo conté. ¡Grande! todos los grandes son personas que saben escuchar, son grandes personas; esa fue la impresión de la breve conversación.
 Enseguida me invitó a enviarle textos, incluso a ir a la radio. Claro, yo le dije que lo intentaba hacer era juntar palabras, la verdad ¡fue toda una experiencia!.   Os iré contando. 
¡Graciaassss!! 


1 comentario:

gabi dijo...

GENIAL,todo mi apoyo a que continues con tan bonito proyecto.